Las plazas delanteras de este urbano japonés ofrecen una sensación de espacio correcta, aunque las personas más altas pueden echar en falta algunos centímetros extra. Además, no es posible regular el volante en profundidad.

Atrás, es más notable la falta de espacio, con una banqueta trasera bastante justa en anchura y altura y homologada solo para dos ocupantes.

A su favor, debemos decir que cuenta de serie con varios huecos portaobjetos y que el sistema de infoentretenimiento viene de fábrica con la pantalla táctil de 7,0 pulgadas, siendo compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay.

El maletero no es excesivamente amplio, pero con los 168 litros que homologa, puedes meter, por ejemplo, dos maletas de tipo equipaje de mano para el avión, en posición vertical.